Triángulos de filo con espinacas y queso de cabra

Estos pasteles griegos de espinacas y queso reciben el nombre de spanakopita. Tradicionalmente se preparan con queso feta, pero a nosotros nos parece más cremoso un buen queso de cabra, que además mantiene la esencia griega. A partir de esta base cada casa adecúa el relleno a lo que tiene a mano y va bien al plato. Se puede hacer con forma de pastel o de triángulo; esta última forma nos gustó más para un picoteo. Y la pasta filo aporta ese maravilloso crujiente sin llenarnos de calorías. καλή όρεξη (¡buen apetito!).

Triángulos de filo rellenos de espinacas y queso de cabra 1

Ingredientes para 6-8:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 1 cucharadita de nuez moscada recién rallada
  • 450 g de espinacas frescas, lavadas y un poco picadas
  • 2 cucharadas de menta fresca picada
  • 225 g de queso de cabra
  • 1 huevo batido
  • 1 paquete de pasta filo
  • Un puñado de pasas
  • Una pizca de mantequilla derretida

Elaboración:

  1. Calentamos el aceite en una sartén grande a fuego medio. Añadimos la cebolla y la nuez moscada y cocinamos 3-4 minutos, removiendo a menudo hasta que la cebolla esté tierna. Agregamos las espinacas junto con 2 cucharadas de agua. Tapamos y dejamos que se cocinen un minuto o hasta que las espinacas se pochen. Incorporamos la menta, las pasas y reservamos. Cuando se haya atemperado, desmenuzamos el queso de cabra por encima. Este será el relleno.
  2. Disponemos el huevo batido en un bol profundo.
  3. Precalentamos el horno a 180° C.
  4. Cortamos la pasta filo a lo largo en cuatro tiras. Cada tira será de unos 8-10 cm. Iremos utilizando las tiras de una en una y mientras mantendremos las otras cubiertas con un trapo ligeramente humedecido. Disponemos la pasta filo frente a nosotros sobre una superficie seca en posición vertical.
  5. Colocamos una cucharada del relleno a unos 2,5 cm del borde inferior. Doblamos la esquina inferior derecha de la masa y cubrimos el relleno, formando un triángulo. Plegamos el triángulo con el relleno hacia arriba. Ahora, cogiendo la esquina izquierda, plegamos hacia la derecha, formando otra vez un triángulo, y así sucesivamente hasta alcanzar el final de la tira. Pintamos el borde de la tira con huevo para sellar y lo transferimos a una bandeja de horno con papel vegetal en la base.
  6. Pintamos los paquetitos con una pizca de mantequilla derretida y horneamos 8-10 minutos o hasta que estén dorados y el relleno caliente. Servimos de inmediato.

Triángulos de filo rellenos de espinacas y queso de cabra 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: