Pierna de cordero rellena de puerros y romero

Este asado constituye una espléndida comida de domingo. Os sorprenderá muy gratamente el sabor y la ausencia de la grasa que suele acompañar a los asados de cordero; el romero contribuye a eliminarla. La salsa la hemos preparado a partir de los propios jugos de la carne y como guarnición hemos preparado unas patatas a la menta, un acompañamiento clásico para el cordero.

Cordero relleno de puerros 1

Ingredientes:

  • Una pierna de cordero deshuesada de 2 kg
  • 3 puerros cortados finos
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharada colmada de romero fresco picado
  • 2 dientes de ajo picados finos
  • Sal
  • Pimienta
  • 250 ml de vino blanco
  • 500 g de patatas nuevas
  • 2 cucharadas de harina
  • 300 ml de caldo de cordero
  • 25 g de menta fresca picada
  • 2 cucharadas de alcaparras

Elaboración:

  1. Debemos sacar el cordero de la nevera una hora antes. Para empezar freímos los puerros en la mitad de la mantequilla a fuego medio durante 10 minutos. Añadimos el romero pasados 5 minutos. Apartamos del fuego y añadimos el ajo, la sal y la pimienta. Dejamos enfriar.
  2. Precalentamos el horno a 200º C.
  3. Salpimentamos el cordero bien. Introducimos la mezcla del puerro en el interior del cordero y lo atamos con bramante para que no se salga y la pieza mantenga su forma.
  4. Disponemos el resto de los puerros en una bandeja de horno grande y colocamos el cordero encima. A continuación vertemos el vino por encima.
  5. Cubrimos con papel de plata y horneamos 10 minutos, antes de reducir la temperatura a 180º C. Asamos alrededor de 2 horas y 20 minutos, hasta que la parte superior esté doradita. Retiramos el papel de plata a la mitad.
  6. Mientras cocemos las patatas.
  7. Dejamos reposar el cordero 15 minutos, tapado con papel de plata.
  8. Transferimos los jugos de la bandeja del cordero a una sartén, añadimos la harina y cocinamos bien un minuto, removiendo sin parar. Después incorporamos el caldo y llevamos a ebullición, sin dejar de remover. Bajamos el fuego y dejamos cocinar hasta tener una salsa consistente. Comprobamos el punto de sal.
  9. En una cacerola pequeña derretimos el resto de la mantequilla y añadimos la menta y las alcaparras y salpimentamos.
  10. Emplatamos. Trinchamos el cordero y lo servimos con sus jugos por encima. De guarnición disponemos las patatas con la salsa de mantequilla, menta y alcaparras.

Cordero relleno de puerros 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: