Pizza de verduras con aceite de albahaca

Poca cosa hay que decir. ¿A quién no le gusta una buena pizza casera? Pues hoy a nosotros nos apetecía de verduras, ligera, llena de sabor y fragrante, con un aceite de albahaca que da la impresión de traer el Mediterráneo a la mesa. Obviamente, los ingredientes pueden variar tanto como queráis. Nosotros, por ejemplo, hemos utilizado un cremoso queso de Mahón, pero hay otros muchos que también le van de maravilla. Con las cantidades que os ofrecemos hemos preparado dos pizzas rectangulares del tamaño de la rejilla del horno. Esperamos que os guste.

Pizza verduras 1

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 g de harina para pizzas
  • 125 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de romero picado
  • 1 berenjena grande
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla grande
  • 1 cucharada de albahaca picada
  • 10 cucharadas de salsa de tomate
  • 175-200 g de queso de Mahón
  • 10 tomates secos al sol
  • Parmesano rallado
  • Sal y pimienta
  • Una pizca de azúcar
  • Un chorro de vinagre balsámico

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 200° C.
  2. Para preparar la masa disponemos la harina y la sal, añadimos el agua y amasamos durante un minuto, formando una bola. Agregamos 3 cucharadas de aceite y el romero picado y amasamos dándole forma de bola hasta que esté todo bien integrado. Entonces tapamos el bol con un trapo seco y lo dejamos reposar en torno a media hora.
  3. Durante este tiempo, partimos la berenjena y el calabacín en rodajas, las disponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal, las rociamos con un chorro de aceite de oliva, sal, pimienta, una pizca de aceite y un chorrito de vinagre balsámico y horneamos durante unos 15 minutos, hasta que estén dorados (ojo: luego se vuelven a hornear en la pizza). Retiramos del horno y reservamos. No apagamos el horno.
  4. También durante esta media ahora caramelizamos la cebolla. Para ello partimos la cebolla en juliana y la sofreímos a fuego bajo durante 15-20 minutos en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva, sal, pimienta y una pizca de azúcar. Cuando esté lista escurrimos el exceso de grasa y reservamos.
  5. Estiramos la masa sobre una superficie enharinada y le damos la forma que queramos. A nosotros nos gustan mucho las pizzas rectangulares, para aprovechar bien el tamaño de la rejilla de horno. Los ingredientes que os presentamos dan para dos pizzas, así que hay que repartirlos en las dos masas.
  6. En un bol pequeño juntamos las 3 cucharadas restantes de aceite de oliva y la albahaca bien picadita, mezclamos bien y reservamos.
  7. Disponemos la masa sobre papel vegetal. Lo primero, extendemos la salsa de tomate por toda la masa; sobre ella repartimos las rodajas de berenjena y calabacín reservadas, la cebolla caramelizada, los tomates secos al sol picados y rodajas finas de queso de Mahón. Para terminar rociamos con nuestro aceite de albahaca y espolvoreamos parmesano al gusto. Transferimos la pizza sobre el papel vegetal a la rejilla del horno y horneamos entre 15 y 20 minutos, o hasta que veamos que la masa está hecha y los ingredientes doraditos y chisporroteantes.

Pizza verduras 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: