Risotto de remolacha y tomillo

Un plato italiano con orígenes rumanos, según parece… Los sabores de la terrosa remolacha y el aromático tomillo combinan a las mil maravillas. Cuando se añaden a un reconfortante y cremoso risotto, ¿qué más se puede pedir? Un estupendo plato vegetariano que deja satisfecho al carnívoro más convencido.

Risotto de remolacha 1Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de arroz arborio o carnaroli
  • 2 chalotas muy picadas
  • 500 g de remolacha
  • 200 ml de vino tinto
  • 850 ml de caldo de verduras
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 4 ramitas de tomillo
  • 75 g de parmesano
  • 50 g de mantequilla
  • Pizca de azúcar
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Chorrito de vinagre balsámico

Elaboración:

  • Precalentamos el horno a 180° C. Limpiamos la remolacha, la pelamos y la partimos en cuñas, que disponemos en una fuente de horno. Salpimentamos, echamos una pizca de azúcar, un poco de aceite de oliva y un chorrito de vinagre balsámico y horneamos unos 30 minutos. Pasado este tiempo, echamos otro chorrito de balsámico, removemos y asamos 10 minutos más. Sacamos del horno y reservamos.
  • En una cacerola calentamos el caldo y lo mantenemos caliente para cuando sea necesario.
  • En una sartén profunda o una cacerola no muy alta sofreímos la cebolla y el ajo. Cuando estén añadimos el tomillo, desechando los tallos. A continuación agregamos el arroz y movemos bien para que se mezcle con el sofrito. Enseguida incorporamos el vino tinto. La sartén de inmediato adquirirá un precioso tono rojizo.
  • Dejamos que casi se consuma el vino y comenzamos a preparar el risotto con el caldo. Como ya sabemos de varias recetas anteriores, vamos incorporando el caldo cazo a cazo en la sartén, dejando que prácticamente se consuma el líquido antes de añadir el siguiente cazo.
  • Cuando el arroz esté casi en su punto, incorporamos dos tercios de la remolacha que teníamos reservada, la mantequilla y el parmesano rallado (reservamos un poco para el final). Movemos bien para integrarlo todo y lo transferimos a una fuente. Deberá tener una textura muy cremosa.
  • Para terminar, decoramos con las cuñas que quedan de remolacha, espolvoreamos el resto de parmesano… y listo.

Risotto de remolacha 2

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: